Deje que seamos nosotros los que cambiemos y nos actualicemos cada vez más. Para poder ofrecerle algo cada vez mejor. Como el servicio de pago con tarjeta. Ni duros, ni monedas defectuosas, ni cambios en Euros... Cambiamos la forma de pago para que te olvides de los cambios. Así cada uno puede controlar con exactitud cuánto se ha gastado en la máquina.
Además la tarjeta abre un mundo de posibilidades: se puede utilizar para fichar, para controlar las asistencias a las zonas de descanso, para bonificar a los mejores clientes... para almacenar toda la información que sea necesaria. Pero sobre todo, para que no cambies; ya cambiamos nosotros por ti.